Guía para aprender a combinar camisas y corbatas

La paradoja de la elección (también conocida como sobrecarga de elección) es el fenómeno por el cual tener demasiadas opciones nos agota, nos hace infelices y generalmente nos lleva a tomar decisiones terribles.

En ninguna parte esto es más obvio en el vestuario masculino que cuando se trata de camisas y corbatas. Un vistazo rápido alrededor de cualquier lugar de trabajo confirmará esto. ¿Es posible que todos estos hombres tengan mal gusto, o simplemente sufren de fatiga de decisión?

Los colores y los patrones pueden ser difíciles de dominar de manera individual, pero cuando empiezas a mezclarlos, todo puede empeorar.

Conceptos básicos de la rueda de color

El concepto de coincidencia de colores sigue molestando incluso al más elegante de los hombres. Sin embargo, a menos que desees que tu vestuario de trabajo sea muy, muy aburrido, en algún momento tendrás que abordar el problema.

La probada y comprobada rueda de colores ofrece una representación visual de cada sombra y, lo más importante, de los colores similares, complementarios y contrastantes de cada uno:

Rueda-de-color

Los colores similares están uno al lado del otro. Cuando los colores están cerca uno del otro, es fácil elegir un color y añadir accesorios de colores vecinos.

Los colores complementarios son opuestos. Estos colores son los más difíciles de emparejar juntos. A pesar de que ellos se «complementan» unos a otros, llevarlos a su máxima expresión suele ser mala idea.

Los colores contrastantes tienen tres colores entre ellos. La mejor manera de combinar estos es asegurarse de que uno de los tonos es un tono más oscuro, por ejemplo, azul marino y rojo.

Guía de emparejamiento de colores

Cuando se trata de camisas y corbatas, a menudo es más fácil emparejar colores contrastantes que complementarios. Por ejemplo, una camisa de color azul medio, corbata de borgoña (rojo es un contraste de tonalidad) y la combinación con un traje azul marino, es una combinación que siempre podría resultar bien.

Cuando se trabaja con colores complementarios, la clave es variar las sombras, como una camisa azul claro con una corbata anaranjada oscura y quemada. Por supuesto, esto ya será algo natural porque una corbata siempre debe ser más oscura que la camisa, sin excepción.

Por supuesto, la opción más fácil y segura es combinar una corbata de color oscuro o con patrones con una camisa blanca crujiente, pero ¿dónde está la diversión en eso? Experimenta con los colores y aprenderás rápidamente lo que funciona y lo que no. La creación de algunas combinaciones rápidas te ayudarán a conseguir una base diaria.

Selección de corbatas

En este matrimonio sartorial (camisa-corbata), la corbata será siempre lo primero que la gente notará. Por lo tanto, vale la pena darle cierta atención e invertir en prendas de calidad. Por supuesto, eso no tiene que significar caro, pero si de buen gusto. No tiene que ser una pieza costosa para que pueda lucir bien o ser novedosa.

El tamaño es otra consideración clave. En general, el ancho de la corbata debe coincidir con el ancho de las solapas del traje que se está usando (que a su vez, debe complementar la forma de su cuerpo) y el nudo debe ser uno que se ajuste tanto a su cara como al estilo de cuello de la camisa.

Al seleccionar la tela, considera la ocasión. Las corbatas de seda con un poco de brillo tienden a ser reservadas para los entornos empresariales, mientras que las telas más texturizadas, como la lana, funcionan bien para eventos más casuales.

Qué usar con camisas planas

Las camisas de algodón bien cortadas son los caballos de batalla del vestuario masculino. Por defecto, cada hombre debe poseer tres colores: blanco, azul cielo y rosa.

Las camisas blancas ofrecen la máxima versatilidad y un lienzo en blanco para casi cualquier corbata, ya sea con rayas de muy buen gusto, cuadros o una versión de puntos. Es aquí donde se pueden implementar diseños más carismáticos sin temor a poner un pie (o mejor dicho, un cuello) equivocado.

Camisas-blancas-corbatas

Camisas azul claro

Las camisas en azul o rosado proporcionan una ocasión para demostrar su valor de color-emparejamiento. Siguiendo las reglas del color, el tamaño y la tela establecidos anteriormente, las camisas azul claro funcionan bien con corbatas tonales, estampados o corbatas texturizadas de la misma familia.

El naranja es un color complementario, aunque es mejor optar por un color más oscuro: Naranja quemado para evitar ser confundido con un trabajador de línea aérea. El amarillo y el rojo son tonos que ponen en contraste, así que las corbatas en borgoña, rosa o mostaza también contrastan muy bien con este color de camisa.

Verde es un color similar al azul – intente una corbata verde oscura del bosque para hacer una declaración refinada y sin esfuerzo.

Camisas-azules-corbatas

Camisas rosadas

En cuanto al rosa, que es una de las tendencias claves de esta temporada, los colores similares incluyen malva y púrpura. Opta por cualquiera de estos en una sombra profunda y no te equivocarás.

El verde es complementario, y también el khaki es una opción audaz que te hará destacar por todas las razones correctas.

El azul, por otra parte, es un color que contrasta y nosotros discutimos que no hay mejor emparejamiento que una camisa rosada con una corbata predominante azul marino, no importa si es sólida o con patrones.

Camisas-rosadas-corbatas

Qué vestir con las camisas de rayas

Al introducir un patrón a la camisa es cuando las cosas se vuelven interesantes. Las reglas estándar del color, el tamaño y la elección de la tela siguen siendo aplicables, pero hay que considerar que el vínculo que se añade debe ser armónico y evite ‘pelear’ contra la camisa.

La manera más fácil de evitar quedar mal es optar por una corbata con una tonalidad similar, que sea contrastante o complementaria. Sin embargo, si parece que se mezclan los patrones, hay una regla simple a seguir: Siempre variar el tamaño de los patrones. Como regla general la corbata debe ser más oscura que la camisa, pero también el patrón debe ser más grande que el de la camisa. Esto último puede variar, pero deberás optar por una corbata audaz.

Las rayas pueden funcionar perfectamente bien con otras rayas, siempre que no sean del mismo tamaño. Por ejemplo, una camisa con rayas delgadas del tamaño de un lápiz es perfecta para usar corbatas con rayas más grandes. Otro gran consejo es variar la orientación de las rayas combinadas. Por ejemplo, una camisa a rayas verticales se combina mejor con una corbata rayada horizontal o diagonalmente, ya que ofrece un contraste claro entre cada pieza.

Para una movida de mayor dificultad sartorial, progresa usando puntos, cachemiras y diseños geométricos. Son juegos justos siempre y cuando se cumplan los principios básicos.

Si sigue estos consejos, usted pasará a ser un hombre que atraerá muchas miradas y sobre todo, hará saber al resto que presta atención a los detalles.

Camisas-rayas-corbatas

Qué vestir con las camisas de cuadros

Podría parecer lógico que la combinación de una camisa de cuadros con una corbata de patrones seguiría un conjunto muy similar de reglas a las de la camisa de rayas. Pero este no es el caso. Mientras que una camisa a rayas puede trabajar con un patrón más grande o más pequeño, una camisa de cuadros siempre requiere una corbata con un patrón más grande para evitar que se pierda. La única excepción aquí es un cuadro de ventana, que es similar a una raya de lápiz y ofrece mucha más flexibilidad debido a la escala que es tan grande y el patrón tan sutil.

Las camisas de cuadros pequeños son las más tradicionales y amistosas en caso de querer vestir cuadros. Aunque no se diferencie, estas camisas presentan una base blanca con un color superpuesto.

Al escoger una corbata de sombra similar, contrastante o complementaria, busca coordinar la misma con el color de las rayas del cuadro en lugar de la base. Por ejemplo, una corbata azul marino con una camisa con cuadros pequeños azules o rosados.

Si se opta por un cuadro más grande, la clave es elegir una corbata que tenga el mismo tono de las rayas que marcan los cuadros. Recuerda que la corbata debe ser más oscura que el color que tenga la camisa.

Las rayas son una opción perfectamente aceptable para combinar camisas de cuadros. Elije una corbata con rayas grandes y audaces para que pueda destacarse fácilmente contra el patrón de la camisa. Puntos y cachemiras también pueden funcionar bien siempre que se sigan los mismos principios.

Camisas-cuadros-corbatas

Qué vestir con las camisas texturizadas

En los últimos años, un número creciente de empresas han eliminado los códigos de vestimenta formal, dando lugar a un nuevo conjunto de jugadores de poder en la lista de ropa de trabajo.

Combinar un blazer con camisas en telas casuales como chambray, denim y franela se ha convertido en un movimiento para los chicos que con su vestimenta quieren decir: «Realizaré mi trabajo con un poco de carácter». Sin embargo, esta nueva libertad no viene sin su propio conjunto de reglas, particularmente cuando se refiere a la selección de la corbata.

Mientras que muchos otros emparejamientos confían en crear contraste, las camisas con textura requieren acoplamientos igualmente táctiles. Por supuesto, las pautas usuales del color permanecen en el mismo lugar, pero se alejan de sedas o cualquier cosa brillante. Emparejar una camisa de vestir no tradicional con una corbata tradicional crea solamente una mirada inconexa.

Las corbatas de punto o de lana deben ser la elección en estos casos, la combinación clásica es una camisa de chambray con botón bajo y una corbata de lana tejida gris o azul marino; Ambos perfectos para una entrevista de trabajo inteligente-casual.

En el caso de las camisas de lino, el consejo es a menudo evitar las corbatas. La tela ligera de la camisa con el peso de la corbata por lo general resulta en un aspecto desequilibrado. Así que en lugar de amarrar algo en el cuello, es mejor dejarlo libre.

camisas-texturizadas-corbatas

Fabrizio Pérez

En 1958 mi abuelo Vittorio Rubortone fundó Real Modas, una tienda de Ropa Masculina en la ciudad de Barquisimeto, Venezuela. Yo solo soy el creador de realmodas.com

2 comentarios sobre “Guía para aprender a combinar camisas y corbatas

Responder a José Prieto Cancelar respuesta